Tip: Cuida tu dinero, y el de tu empresa.

Errores de finanzas personales más comunes de las emprendedoras

El emprendimiento sin duda tiene sus ventajas, pero no siempre es miel sobre hojuelas. Al ser emprendedoras y, muchas veces, amas de casa, puede resultar muy difícil no mezclar el dinero del hogar con el de nuestro negocio; pero esto puede generar problemas a largo plazo, tanto a nuestras finanzas personales como a las de nuestra empresa.

Por eso te presentamos algunos de los errores financieros más comunes de las empresarias primerizas y cómo evitarlos

  1. Ser desorganizada. Una de las claves para tener éxito en el mundo del emprendimiento es tener un buen sentido del orden. En el sentido financiero, debes saber claramente donde está tu dinero y llevar un registro escrito en el que incluyas hasta el gasto más pequeño.
  2. No tener presupuestos separados. Es importante separar los gastos del hogar, como la comida, el pago de servicios y las colegiaturas; de los costos del negocio, como materiales, maquinarias y sueldos. Planificar tus ingresos, egresos y la cantidad de ahorro que darás a cada uno de estos aspectos te dejará mucho más tranquila.
  3. Dejar de ahorrar: Los inicios de un negocio son los más complicados y si no cuentas con un capital de reserva para emergencias es probable que te veas envuelta en muchas situaciones complicadas en un futuro. Una forma de resolver este problema es dedicar una parte de tus ganancias a la inversión para hacer crecer tu dinero.
  4. Comenzar a gastar y acumular deudas: Solo porque comiences a tener ingresos de tu negocio no significa que debas comenzar a gastar descontroladamente. Hacer esto no sólo evitará que veas un crecimiento económico de tu empresa, sino que también podrá generar problemas en tus relaciones con los bancos y el buró de crédito. Considera tus necesidades, reduce gastos en donde menos los necesites y sólo recurre a los préstamos en casos que sea absolutamente necesario.

Si ya cometiste alguno de estos errores, recuerda que siempre puedes mejorar tus hábitos financieros o, si lo deseas, buscar asesoría de algún coach u organización especializada en estos temas. Para recibir más consejos de cómo tener unas finanzas más saludables, no olvides seguir nuestro blog.

1 Response