¿Estrés? Conócelo y úsalo a tu favor

Emprender es una decisión y un camino que requiere de compromiso, tiempo, esfuerzos y recursos, por lo que es normal que aparezca en la vida de las emprendedoras. Sentir presión, tensión, angustia y estar abrumada por tener muchas cosas por hacer y no saber por dónde empezar o qué pasará con tu negocio puede llegar a ser abrumador, por lo que es importante que veamos qué es el estrés y cómo convertirlo en un motor.

El estrés se puede definir como “un estado forma en la que nuestro cuerpo y nuestra mente reaccionan al cambio”. Cualquier cosa que cause un cambio en nosotros, inevitablemente causará estrés; no importa si es un cambio positivo o negativo, real o imaginario.

¿El estrés es malo?

A la mayoría de las personas, no nos gusta sentirnos estresados porque solemos relacionarlo a efectos negativos, pero en ocasiones se necesita una dosis de este para activarse y estar alertas.

Cuando iniciamos un nuevo proyecto, nos adentramos a nuevas y desconocidas experiencias o nos encontramos en una situación de riesgo, se activa un mecanismo de alerta y de defensa. En nuestro cerebro ocurre una explosión de hormonas, se dan cambios químicos y se inicia una reacción en cadena:

  1. El corazón empieza a latir más rápido, aumentando la presión arterial y previniendo la pérdida de sangre en caso de heridas
  2. La sangre se desvía hacia los órganos más importantes como nuestro cerebro, corazón y músculos para lograr una reacción eficaz y rápida en cualquier momento.
  3. Aumenta el nivel de insulina para permitir que el cuerpo metabolice más energía.
  4. Finalmente, se llega a un estado de alerta en el que nuestros sentidos se agudizan, lo que permite responder de mejor manera a situaciones inesperadas.

¿Cómo puedes manejar el estrés?

Aquí te compartimos algunos tips sencillos y eficaces para reducir el estrés del día a día, tratando de buscar un equilibrio entre tus actividades cotidianas, tu vida personal, social y como emprendedora:

  • Manejo del tiempo. La clave está en poner en práctica tu organización; puedes usar algún calendario, una agenda digital o física para distribuir tus tiempos y priorizar actividades. En el programa de incubación de Emprende Pro Mujer te mostramos algunas herramientas tecnológicas que puedes usar a tu favor.
  • Hacer ejercicio. Es una forma de mover la energía y la tensión acumulada; regálate unos minutos al día para hacer el ejercicio que más se acomode a tu estilo de vida.
  • Relajación. Puedes aplicar técnicas sencillas y simples de respiración. Por ejemplo, cierra tus ojos y apártate unos segundos de lo que estés haciendo, haz mínimo cuatro respiraciones profundas contando 4 segundos para la inhalación y exhala en 4 segundos.

Al principio no sentirás un cambio, pero ten paciencia, concéntrate en tu respiración, y verás como el simple hecho de desconectarte algunos minutos te ayudará a relajarte.

  • Busca tiempo libre. Practica cualquier actividad que te alejé unos momentos de la carga de trabajo y daté un espacio para agradecerte todos tus esfuerzos.

Esperamos que esta información te ayude en tu camino emprendedor y puedas usar el estrés para para continuar con tu negocio.

¿Tienes alguna otra técnica para liberar estrés? Cuéntanos en los comentarios.

1 Response

Leave a Reply